PARA TÍ Y POR TÍ, MUJER LUCHADORA

Es 8 de marzo. Día Internacional de la mujer.

Ha sido un año muy difícil, hasta el punto de que nos han recortado nuestras libertades, nos han envuelto en el miedo, han intentado coartar nuestra voluntad, nuestra vida…

Pero no es nada nuevo para las mujeres del mundo, hace más de un siglo unas mujeres valientes estaban en una situación difícil e injusta, y decidieron luchar.

Por eso, este año es más importante que nunca homenajear a todas las mujeres.

Porque DECIR MUJER, ES DECIR FUERZA

Hoy, cuando la humanidad se ve superada por la Pandemia del Coronavirus, todas las mujeres hemos respondido sin temor, dando más del 100×100 en todo momento.

Las mujeres deberíamos tenerlo todo, y sin tener que hacer grandes sacrificios; pero tenemos un diagnóstico claro: las mujeres vivimos en un esfuerzo constante; lo que era algo provisional se ha convertido en una rutina: mujer tele-trabajadora, profesora, enfermera, psicóloga, madre, amiga, hija, esposa…

Las mujeres seguimos desarrollando una intensa labor, y casi siempre desigual. En estos momentos, y con los efectos del confinamiento, no está siendo diferente, seguimos padeciendo las complicaciones derivadas del día a día pero multiplicadas y, como siempre, las mujeres hemos sabido una vez más multiplicar nuestro esfuerzo y nuestra responsabilidad.

Es por todo esto, y por nuestros múltiples papeles, capacidades y compromiso con nuestras empresas y nuestras familias que debemos festejar cada día nuestra condición de SER MUJER.