Finalizado el periodo informal de negociación que marca el Convenio Colectivo, y después de cuatro reuniones, la Dirección del Banco no muestra ninguna voluntad de querer llegar a un acuerdo con la Representación Sindical.

Lo demuestra el hecho que esta Dirección haya rechazado la inmensa mayoría de las propuestas presentadas y siga dispuesta a querer despedir forzosamente a 1936 personas, a aplicar una movilidad geográfica que puede afectar a toda la plantilla y una modificación sustancial de las condiciones laborales del resto de plantilla que quede en el Banco, como si la culpa fuera de los y las trabajadoras, algo que los sindicatos firmantes rechazamos.

Insistimos en recordar que la totalidad de la RLT exigimos voluntariedad en el proceso y medidas alternativas dignas como:

 

  • Prejubilaciones como se ha hecho en otros procesos
  • Salidas bien incentivadas y voluntarias
  • Internalización de trabajos actualmente externalizados
  • Excedencias voluntarias
  • Recolocación de plantilla en empresas del grupo
  • Y otras…

 

Ahora empieza el periodo formal de negociación de este ERE. Y como, de momento, el interés que muestra la empresa es nulo, la RLT ya preparamos movilizaciones para que sindicatos y plantilla le digamos a esta Dirección NO AL ERE.

Es por esto que animamos a toda la plantilla a participar de todas las movilizaciones que convocaremos en los diferentes territorios para exigir a la Dirección de Banco Sabadell la voluntariedad de todo el proceso.

El éxito de esta negociación depende tanto de la unidad sindical como también de la implicación de la plantilla y de sus familiares, tal como se ha demostrado en otros ERE del sector y que han sido determinantes para que las Direcciones de esos Bancos rectificasen.