Octubre 2014

En teoría, las reuniones que convoca dirección de zona deberían de servir para ayudar, apoyar y motivar a aquellos gestores/directores que no han alcanzado sus objetivos con el fin de que se corrijan las desviaciones y consigan cumplir sus presupuestos.

Desgraciadamente, en la mayoría de los casos (no en todos), es eso: teoría.

La realidad es otra muy distinta: El objetivo de las reuniones convocadas es, simplemente, amenazar y humillar no solamente a aquellos gestores/directores que no cumplen, sino que además extienden la amenaza a aquellos que se atreven a denunciar sus desmanes.

Algunos directivos tienen asumido que nunca se equivocan, que gozan de la verdad absoluta, que si algo sale mal es SIEMPRE culpa de sus colaboradores, nunca de ellos, por lo que la solución deberá de ser aportada por sus colaboradores

¿Por qué en las reuniones de zona no se ofrecen posibles soluciones a aquellas compañeras y compañeros que presentan desviaciones negativas en su presupuesto? ¿Por qué no se les motiva? La solución es obvia: es más cómodo realizar una crítica destructiva (no llegas, no cumples, no vales, ya veremos que será de ti…) que apoyar mediante una crítica constructiva (no has llegado, juntos analizaremos los motivos y propondremos soluciones)

Quien no cuida sus propios activos, tarde o temprano, se verá abocado al fracaso; en este caso los activos son las trabajadoras y trabajadores de Banco Sabadell

NUESTRO INTERES ES EL TUYO, QUEREMOS AYUDARTE!!!

Correo electrónico: SindicatoCuadros@sabadellatlantico.com

Versión para imprimir Para que sirven las reuniones de zona